Portada Internacionales  |  07 enero 2019

La policía australiana entró al consulado argentino de Sidney por un paquete sospechoso

Cuatro patrulleros tuvieron que evacuar la sede diplomática con la ayuda de tres autobombas y paramédicos.

Un susto se vivió este lunes en una sede diplomática argentina en Australia.

Policías y bomberos australianos tuvieron que entrar a las oficinas del consulado argentino en Sidney luego de que se detectó la presencia de un paquete sospechoso.

Según informaron los medios de Australia, el paquete encontrado en el consulado argentino tenía un "polvo blanco sospechoso".

El episodio se registró esta mañana en las oficinas del consulado argentino en Market Street, en el distrito empresarial de Sidney, la ciudad más importante de Australia.

El polvo fue hallado en envoltorios plásticos dentro de un sobre, según trascendió.

Hasta el lugar llegaron cuatro patrulleros y tres autobombas, así como paramédicos, mientras una parte del edificio fue evacuada.

Según la prensa australiana, las primeras evaluaciones del polvo indicaron que no tenía toxinas.

De todos modos, la sustancia fue entregada a la Policía para su posterior testeo, en tanto que no se produjeron víctimas por la presencia del elemento "sospechoso". 

Siete personas fueron auscultadas por médicos por haber tomado contacto con la sustancia, aunque no presentaban síntomas y no requirieron atención médica.

Fuentes: NA, The Weekly Times y 9News

Comentarios