*

Portada Espectáculos  |  20 noviembre 2018

La Fiesta de Colectividades ya tiene nuevos embajadores culturales

Los candidatos resultaron destacados entre 21 parejas, que se presentaron de forma sucesiva en el escenario mayor dando a conocer su cultura a través de distintas expresiones como la danza o la poesía.

La penúltima noche de la 34ª edición del Encuentro y Fiesta Nacional de Colectividades terminó con la elección de los embajadores culturales: Widelene Jean, perteneciente a la Asociación Civil Haitiana de Rosario, y David Chulque, de la Asociación Civil Colectividad Boliviana de Rosario.

Los candidatos resultaron destacados entre 21 parejas, que se presentaron de forma sucesiva en el escenario mayor dando a conocer su cultura a través de distintas expresiones como la danza o la poesía.

Con fuertes raíces en los países que representan, David y Widelene tienen más en común que haber compartido la distinción. Los dos llegaron a la ciudad por diferentes caminos y en distintos momentos, pero con un objetivo idéntico: estudiar en la Universidad Nacional de Rosario.

David, nacido en Buenos Aires pero criado en Potosí con el quechua como lengua materna, arribó a Rosario hace quince años para empezar Ciencia Política. Hoy, con 32 años, está en el tramo final del profesorado en Lengua y Literatura. En esa década y media de residencia a orillas del Paraná, se acercó a la Colectividad Boliviana.

Por su parte, Widelene desembarcó en la ciudad a orillas del Paraná hace apenas tres años para estudiar enfermería. “Como todos los haitianos, vine por la educación, porque nuestro país no nos brinda esa posibilidad. La comunidad argentina nos recibió muy bien, en mi opinión nos tratan muy bien a todos los extranjeros”, asegura.

Cada uno tiene algo favorito para destacar de la cultura de sus países. A la joven haitiana, lo que más le gusta compartir de sus raíces haitianas es “la comida y el baile”. Para David, la ecuación es más compleja porque "la cultura boliviana es muy extensa".

En 2017, la Fiesta de Colectividades dejó atrás la elección de una reina con una propuesta superadora y sin distinciones de género: la de embajadores culturales.

Comentarios